Mejor Postura para dormir

Los dolores de espalda son problemas muy comunes que afectan a casi toda la población y pueden convertirse en un problema bastante grave para las personas que lo padecen. Esto es aún más notorio cuando nos afecta a la hora de dormir, pues trae consigo otros problemas y termina en un empeoramiento de la situación.

Estos dolores al dormir pueden deberse a una mala postura. En este artículo te enseñaremos las mejores posturas para dormir, para que de esta forma puedas dormir plácidamente.

>> También podría interesarte nuestro artículo sobre como mantener una postura recta

¿Porque es aconsejable cambiar nuestra forma de dormir?

posturas para dormir

El dolor de espalda al dormir, igual que con cualquier otro tipo de dolor de espalda, tiene como su principal origen las malas posturas, tanto cuando estamos despiertos y en nuestro día a día como cuando estamos acostados para dormir o tomar un descanso.

Estas malas posturas pueden tener su origen de muchas formas, estando ligadas a la forma en que nos acostamos para dormir, el estado de nuestro colchón o las almohadas e inclusive la cantidad de estas. Además, ciertas posturas afectan de forma diferente, causando dolores en regiones específicas de la espalda.

Estos dolores, dependiendo de su intensidad, pueden traer consecuencias mayores que terminan en círculos que provocan que los dolores se empeoren. El ejemplo principal, es la falta de sueño y de descanso a causa de despertarse por culpa del dolor o por no poder dormir correctamente por la misma razón. Esto a su vez causa estrés y fatiga muscular, lo cual trae mayor tensión a los músculos, haciendo el dolor más intenso y reduciendo aún más las horas de sueño.

Mejores posturas para dormir sin dolor de espalda

Como ya mencionamos, la espalda puede verse afectada en distintas zonas, ya sea por malas posturas, por problemas como los reumatismos o lesiones e incluso por el estrés y la fatiga muscular. Para ayudar con esto hay buenas posturas que puedes adoptar al estar acostado para enfocarte en solucionar los dolores de partes específicas de la espalda.

También es importante destacar que la peor postura que se puede adoptar para dormir es boca abajo, ya que causa presión sobre los órganos, una sobre curvatura de la columna vertebral y una posición poco natural para el cuello.

A continuación te presentamos las posturas para dormir recomendadas por los médicos para que de esta forma puedes cambiar tu forma de dormir y de esta manera aliviar el dolor de espalda.

Boca arriba

dormir boca arriba

Esta es una muy buena posición para los que sufren del dolor de la zona lumbar, ya que ayuda a distribuir la carga del peso por toda la espalda y mantiene los músculos en un estado natural y relajado. Además, esta posición no aplica ninguna presión a los órganos internos y

Para adoptar correctamente esta postura al dormir, debes acostarte de espaldas con las piernas extendidas, los brazos a ambos lados o apoyados sobre el abdomen y debes evitar girar la cabeza a algún lado.

Para dar el apoyo necesario debes colocar una almohada delgada detrás de la cabeza para sostener el cuello y colocar un cojín detrás de las rodillas para dar a la zona lumbar una curvatura natural.

De lado

dormir de lado

Esta es una de las posiciones más recomendadas, en especial para mujeres embarazadas y personas con dolores en la zona dorsal. También se ha demostrado que reduce el riesgo de infartos.

Lo ideal es dormir sobre el lado izquierdo, ya que esto evita que la vena cava se vea obstruida, permitiendo un flujo normal de sangre por todo el cuerpo.

Para dormir en esta posición, lo ideal es que todo el cuerpo esté alinea, evitando encorvar la espalda y escondiendo el pecho entre los hombros. Además, no debes torcer el cuello, para evitar la obstrucción de la garganta y tensiones en la zona cervical. Por lo que, es necesaria una almohada capaz de llenar el vacío creado por el hombro entre la cabeza y la cama.

En posición fetal

dormir en posición fetal

Esta es la mejor posición para dormir, y se estima que alrededor del 41% de los adultos la adopta al acostarse. Esta consiste en estar acostado de lado, con las piernas y rodillas flexionadas hasta más o menos 90 grados, y dándole una ligera curvatura a la espalda.

Para esta posición requieres una almohada para soportar tu cabeza y, si sufres de dolores lumbares o en la cadera, puedes colocar un pequeño cojín entre tus rodillas para solucionar por completo el problema.

Para evitar ronquidos y obstrucciones de las vías respiratorio es importante recordar estirar el cuello y mantenerlo alineado con la columna.

Otros consejos para dormir mejor

Además de adoptar una mejor postura para dormir existen varias medidas que se pueden tomar para mejorar la calidad del sueño y evitar los dolores o las causas que los traen.

Cambiar el equipo de descanso

dormir con almohadas

Lo primero que debes revisar cuando estás sufriendo dolores de espalda, es el estado de tu colchón y de tus almohadas, además de si estos son los más favorables para ti personalmente.

Esto se debe a que un colchón vencido o en mal estado puede deformarse, generando protuberancias o hendiduras que causan presión en la espalda y ayudan a desviar la curvatura natural de la columna. Lo mismo ocurre con las almohadas, pues las almohadas vencidas ya no brindar el soporte necesario para el cuello.

Además, si el colchón es demasiado suave o demasiado duro, o la almohada es muy pequeña o grande para dar soporte a tu cabeza, eso puede afectar de forma negativa tu postura.

Evitar el estrés

estrés acumulado

Una de las principales causas del dolor de espalda es el estrés acumulado, originario por las situaciones de la vida diaria o, en el caso específico que tratamos, por dolores de espalda al dormir.

El estrés causa contracturas y tensiones en los músculos de la espalda, formando los muy conocidos “nudos” que reducen la movilidad y son los focos del dolor. Por esto es bueno buscar formas para liberar todo el estrés y tratar de evitar o buscar solución a las situaciones que causan el estrés en primer lugar.

Para aliviar el estrés puedes realizar yoga o relajarte. Es aconsejable en ocasiones tomarse días de descanso para salir de la rutina.

Ejercitarse luego de dormir

plancha para la zona abdominal

Cuando dormimos, pasamos mucho tiempo inmóviles y en una misma posición, por lo que los músculos pueden contraerse y no estar en su máxima eficiencia. Por esta razón, es muy importante realizar ejercicios de estiramiento activo al salir de la cama, para estimular el flujo sanguíneo por todos los músculos  y estirar los ligamentos.

El resultado de esto es que se liberan y relajan todas al tensiones que se presentan en los músculos luego de dormir, aumentando la movilidad y relajando los músculos, lo que reduce las posibilidades de sufrir los dolores de espalda más adelante en el día o durante la noche.

No dormir por mucho tiempo

dormir demasiado

Por último, siguiendo la misma idea del punto anterior, es importante notar que el permanecer mucho tiempo acostados puede ser perjudicial para la espalda y el cuerpo en general, ya que al permanecer en una misma posición demasiado tiempo y dar apoyo a la espalda durante tiempos muy prolongados puede conllevar a problemas de postura o de debilidad muscular,  siendo otra causa para los dolores de espalda al dormir.

Otras formas de aliviar el dolor de espalda al dormir

Además de los métodos ya discutidos, hay algunas añadiduras que se pueden hacer para aliviar los dolores en la espalda cuando se presenten mientras dormimos.

Parche térmico

Thermacare, Parche Térmico Terapéutico para el dolor de Cuello, Hombro y Muñeca - 6 Unidades

El primero son los versátiles parches térmicos, los cuales pueden adherirse fácilmente sobre la piel de la zona adolorida y, a través de una reacción química, genera calor. El resultado de esto es un efecto relajador sobre la zona y un estímulo del flujo sanguíneo, lo que libera las tensiones de los músculos y elimina la inflamación, que son las que originan el dolor.

Calmantes de dolor

TEGOR - CANNABIDOL CREMA 75ml TEGOR

Los fármacos también son un tratamiento muy común, habiendo varios tipos de estos. Los primeros son los analgésicos como el acetaminofén, que pueden tratar dolores leves o agudos. Luego están los antiinflamatorios no asteroideos como el ibuprofeno, que son suministrados para tratar dolores crónicos y más fuertes.

Sin embargo, es bueno consultar con un médico especialista antes de optar por los calmantes del dolor, pues la automedicación puede tener graves consecuencias.

Preparados de árnica

Por último, si deseas una solución más natural, puedes utilizar los preparados a base de la planta árnica, la cual tiene un excelente efecto antiflamatorio y analgésico, pues estimula el flujo sanguíneo y da una sensación de calor sobre la zona afectada, ayudando a relajar el área para liberar las tensiones y nudos.

El dolor de espalda al dormir es un problema muy común que puede tener un gran impacto en la calidad de vida. Pero si adoptas ciertas posturas correctas a la hora de acostarte y tomas ciertas medidas de precaución puedes lograr eliminar estas dolencias de tu vida por completo.